como limpiar sartenes de hierro fundido oficial

Cómo limpiar sartenes de hierro fundido

La creencia generalizada es que saber cómo limpiar sartenes de hierro fundido necesita bastante trabajo. Siempre hay otras opciones más baratas y saludables con los especiales utensilios de cocina de cerámica.

No se necesita cuidado con estas piezas y algunas tienen la posibilidad de ser incluso más aptas en el lavavajillas para que la limpieza sea menos dificultosa.

Pero el hierro fundido es diferente. Es duradero y fuerte, pero además hay que cuidarlo algo más que los otros. ¿Es verdaderamente una enorme molestia?

Averigüemos cómo lavar una sartén de hierro fundido que usarías día tras días. Analiza si limpiar una sartén de hierro fundido sería bastante trabajo para ti antes de invertir en una.

¿Puedes limpiar sartenes de hierro fundido con agua y jabón?

Hay personas que sugieren no utilizar jabón para lavar una sartén de hierro fundido. Sólo calienta la sartén, espolvorea una cantidad generosa de sal gruesa en ella y rasca algún trozo pegado de la área de cocción. O sencillamente añade una medida pequeña de agua y cocínela a fuego lento a lo largo de uno o dos minutos para remover los residuos rebeldes.

Esto se origina por que se estima que el detergente para platos es amenazante para el condimento. Si su sartén tiene una cubierta de condimento antiadherente ya incorporada, es comprensible que tengas este temor de que se te quite con el lavado periódico con agua y jabón. Además es habitual que los fabricantes le comenten que no ponga su sartén de hierro fundido en el lavavajillas y la organización de detergente para vajilla con una sartén dañada es entonces todavía más grande.

No obstante, solía limpiar mi sartén de hierro fundido comunmente con agua ardiente y jabón porque soy muy especial en relación a sostener mis utensilios de cocina limpios e higiénicos. No acercamiento que sea especialmente perjudicial para el sazón de la sartén. Pero además debo decir que sólo uso detergente despacio diluido en vez de fórmulas fuertes.

El agua jabonosa diluida no elimina la sazón de una sartén de hierro fundido. El consejo de no ponerla en el lavavajillas tiene sentido porque los detergentes usados tienen la posibilidad de ser muchísimo más duros comparados con el lavado de manos. El tiempo que está mojado dentro del lavavajillas es además muchísimo más extenso y mi sospecha es que la unión de estos dos puntos es lo que daña la sartén.

Cómo lavar una sartén de hierro fundido luego de la cocción

Lávalo mientras todavía está caliente

No dejo que ningún residuo de comida se siente y se seque en la sartén. La lavo instantáneamente luego de cocinarla cuando comienza a estar ardiente y no me quemo la mano.

Usa agua no muy caliente (tibia) y jabón con esponja

Diluya sólo una gota pequeñita de detergente despacio en agua no muy caliente. Use el agua jabonosa con una esponja de cocina para limpiar algún residuo. No use ningún depurador de metales o lana de acero. Tampoco uso ningún cepillo.

En la mayoría de los casos, una sartén de hierro fundido no es complicado de limpiar. Pero ocasionalmente, la comida se puede pegar hasta el punto de que no puedo sacarla con la esponja de cocina sola. Entonces, recurriría a utilizar sal con una esponja húmeda para aflojar las partículas.

No es requisito lavar la sartén de hierro fundido con agua jabonosa día tras días. Varias personas se las arreglan con agua ardiente y una esponja. Es tu prioridad personal y con lo que te sientas práctico.

Séquela

Jamás dejes que tu sartén esté mojada. Eso supone que no se debe poner en remojo una sartén de hierro fundido a lo largo de la noche. No puedes dejar que se seque al aire. Tienes que utilizar una toalla para limpiar toda el agua. Después, deberás calentarla en la estufa para estar seguro de que toda la humedad se evapore.

Podrías preguntarte si es verdaderamente primordial calentarla si has secado totalmente la sartén de hierro fundido. Bueno, debido a que se requiere una sartén ardiente para el siguiente paso de todos métodos, es sólo parte del desarrollo. Me he saltado este paso ocasionalmente y no elimina la sartén a lo largo de la noche. Va a existir instantes en los que te apures por el tiempo y poseas que saltarlo. Pero no lo conviertas en un hábito. La humedad puede provocar oxidación y es preferible asegurarse de que la sartén esté totalmente seca antes de guardarla día tras día.

Aceitarlo

Cuando la sartén esté aún muy ardiente, coloque una cubierta muy fina de aceite en la área. Ten en cuenta de que no haya un exceso de aceite cubriendo la sartén. Comúnmente uso aceite de canola o de maíz. Después de que la sartén se haya enfriado totalmente, puedes guardarla. La cubierta de aceite va a proteger la sartén y la preparará para su próxima sesión de cocina. Cuando me apetezca, haré un paso más para calentar la sartén otra vez en la cocina a fuego prominente con el aceite aplicado hasta que comience a humear.

¿Merece la pena?

Entonces, ¿qué piensas? ¿Es verdaderamente irritante? Para la multitud de personas habituadas a las ollas antiadherentes y de acero inoxidable, esto puede parecer bastante trabajo. Pero cuando comienzas a utilizar una batería de cocina de hierro fundido, esto se convertirá en una costumbre simple. Lavar a mano, secar, calentar y utilizar aceite. Eso no es verdaderamente complicado de llevar a cabo si deseas algo que logre aguantar altas temperaturas y sea súper duradero. Una sartén Lodge muy accedible puede permanecer toda la vida. Si deseas algo más lujoso y de clase alta, además hay utensilios de cocina de hierro fundido Finex de construcción de america.

No pienses mucho en cómo limpiar sartenes de hierro fundido hasta no tener en cuenta esta clase de utensilios de cocina. Con el tiempo, todo el desarrollo se convertirá en un hábito. No es difícil ni complicado de llevar a cabo. Sólo se requieren unos minutos extras todos los días para mantenerlo en perfectas condiciones.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario