comida balinesa 10 platos interesantes que quizás no has probado

Comida Balinesa: 10 platos interesantes que quizás no has probado

La civilización balinesa es una cultura desarrollada y redondeada, que actúa en todos los puntos de la vida, introduciendo los comestibles. Los platos más habituales de Bali son una parte importante de su tradición, varios de los cuales son tan antiguos como nuestra cultura. Aquí están los platos habituales que se tienen la posibilidad de evaluar en Bali si desean presenciar la esencia de la isla en su plato.

Lo mejor de la Comida Balinesa: 10 platos que tienes que probar

Satay

Satay, o sate en indonesio, son fundamentalmente rebanadas de pollo, cabra, ternera o cerdo asadas en palitos. Es una comida clásico que los turistas tienen la posibilidad de hallar en todas las localidades de Indonesia. Cada cultura tiene su propia opinión y alteración de este plato tradicional. La lila de sate es una creación peculiar de Bali, que se adoba con leche de coco y otras especias. Los turistas además disfrutan de la lilita de sate en palitos, pero la carne cortada se envuelve en lugar de ensartarla, de ahí el nombre de lilit (envoltura). La salsa agregada es opcional, dado que el saciado ya tiene una exquisita conjunción de sabores picantes, salados y dulces.

Babi Guling

El “Babi guling” o cerdo asado balinés pertence a las indulgencias que se tienen la posibilidad de evaluar en Bali. El cerdo sólo puede ser asado en su integridad porque va a ser enrollado (guling) sobre el fuego, por lo cual es inicialmente un plato comunal. Comúnmente se sirve como un obsequio a lo largo de las actuaciones culturales o ceremonias, en este momento el babi guling además se puede gozar en los sitios de comidas. Aunque la carne fría de cerdo (a menudo lechones) ayuda bastante a la jugosidad del plato primordial, la mezcla de especias habituales rellenas y engrasadas por toda la carne además juega un papel considerable en llevar a cabo del babi guling un plato inolvidable.

Betutu

La leyenda dice que el betutu fue una vez la comida favorita de los reyes. No es asombroso, entonces, que la comida sea lista de una forma tan delicada. Comunmente se escoge un pollo o pato entero como ingrediente primordial de la comida, que después se rellena con una intrincada mezcla de especias que tiene dentro chalotas, ajo, jengibre, chile, cacahuetes y más. La elaboración de la comida transporta por lo menos ocho horas, la mayor parte de las cuales se pasan horneando o cocinando al vapor las aves de corral con la mezcla particular. No obstante, el gusto no traiciona el esfuerzo, porque ese extenso desarrollo produce un rico gusto en cada bocado.

Lawar

Lawar se hace mezclando carne picada con numerosas verduras verdes y coco rallado. En relación a la carne, las configuraciones son carne de vaca, pollo, pato, cerdo, tortuga, o una conjunción de ellas. Los balineses conocen dos tipos de lawar: el rojo y el blanco. El rojo obtiene su color de la sangre animal añadida a la mezcla, lo que agrega un cierto gusto salado y umami a todo el plato. El blanco, además, no tiene dentro sangre y comúnmente reemplaza la carne por el fruto del árbol.

Bubur Mengguh

Bubur Mengguh es un cierto tipo de gachas de avena que nació en Buleleng, Bali. Este sabroso plato es una comida considerable para los balineses, dado que se encuentra dentro de los manjares obligatorios que se sirven en los festivales o ceremonias habituales. Las gachas están cubiertas con una mezcla líquida llevada a cabo de especias, pollo desmenuzado, cacahuetes asados y apio.El bubur mengguh se sirve con urab, una ensalada de verduras con aderezo de coco. La tibia y recién cocinada bubur mengguh es especial para el desayuno o como comida en un día lluvioso.

Nasi Jinggo

Aunque viene en pequeñas porciones, el nasi jinggo es una parte importante de la vida día tras día de los locales. Comentan que puedes poner una parte de nasi jinggo en la palma de tu mano, y se ve justo. Radica en arroz, verduras y un acompañamiento y condimento envuelto en una hoja de plátano, el nasi jinggo es una opción alimenticia accedible tanto para los locales como para los turistas. Las configuraciones de acompañamiento son pollo, huevo o fideos desmenuzados. Los turistas tienen la posibilidad de hallar el nasi jinggo vendido en motocicletas estacionadas al costado de las calles primordiales de Bali.

Nasi Tepeng

Nasi tepeng es la cocina local de Gianyar, Bali. Aunque es habitual con el nombre de nasi (arroz) tepeng, su textura está en algún lugar entre el arroz y las gachas. El grano blando y blando se goza con una mezcla particular de especias y hierbas, que le otorga un gusto fuerte, adjuntado con el pollo frito, el huevo, el fruto del árbol, las judías y la berenjena. En Gianyar, el nasi tepeng es un desayuno habitual para los locales, y su interesante aroma por la mañana es una delicia en sí mismo.

Urab

Muchos turistas van a encontrar su dieta balinesa dominada por la carne, fundamentalmente de cerdo y pollo. Pero la multitud de Bali además sabe precisamente cómo trabajar sus vegetales. El urab (también urap) es una ensalada de verduras clásico con aderezo de coco. Radica en una extensa selección de verduras al vapor o crudas, introduciendo judías verdes, col, brotes de judías, espinacas y hojas de mandioca. Se puede gozar del urab por sí solo o como guarnición. Es una comida vegetariana rica en gusto y nutrientes.

Tum

Los turistas y los entusiastas de la cocina tienen la posibilidad de hallar el exquisito tum envuelto atentamente con hojas de plátano. La comida radica en pollo o carne picada, adjuntado con especias y hierbas como ajo, chalotas, chiles, laurel, jengibre, limoncillo y más. Todo se junta de manera compacta, lo que provoca que sea favorable para comer como plato primordial o como tentempié sobre la marcha.

Sambal Matah

Esta exquisita salsa picante balinesa (sambal) llegó a sitios de comidas y hogares de toda Indonesia. Cada cultura tiene su propia creación de un condimento apoyado en el chile, pero el sambal matah es amado por su sensación de frescura. Los chalotes, el ajo y los chiles, que son elementos recurrentes para las salsas picantes indonesias, se cortan o intercalan, otorgándole una textura exquisita. El misterio de la sensación de frescura es el toque de las hojas de lima y el limoncillo. El Sambal matah puede realzar el gusto de un fácil plato de pollo, cerdo o huevo frito.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario